AGENDA 2012: Los secretos ocultos del Capitolio

Filed under Noticias, Slideshow

Por: Rafael Santana Viñas y Esteban Rimoli Lerebours.

Nuestra agenda inspirada en la aventura del recorrido trazado en el libro titulado “El Símbolo Perdido” pauta para este jueves 14 de septiembre de 2012, una visita especial al Capitolio de los Estados Unidos.

El Capitolio de los EE.UU. no es simplemente otro edificio gubernamental. Es el centro espiritual de los Estados Unidos.  Constituye un punto de referencia para toda la ciudad de Washington, D.C, a tal nivel que la norma federal indica que ninguna otra estructura en la ciudad puede superar el nivel de altura del Capitolio. Su estructura, su arte y sus símbolos revelan la gran importancia de las Fraternidades secretas en la conformación del gobierno más poderoso del mundo. En nuestro recorrido contaremos nuestras impresiones sobre el Capitolio llevandoles a descubrir las características que hacen de este edificio un lugar masónico, un templo americano de Salomón.

Nuestros contactos previos con profesionales del lobismo en capitol hill, nos permitió que fuesemos recibidos por el staff de la Oficina del Senador de North Dakota John Hoeven para programar un recorrido especial por todas las instalaciones del Capitolio.

Nuestro recorrido inició en el Russell Senate Office Building, que aloja las oficinas de los Senadores donde fuimos conducidos por túneles subterráneos que comunican los salones de sesiones con las oficinas, sin necesidad de salir a las calles de Capitol Hill. Fuimos transportamos en un pequeño tren subterráneo que es llamado por un timbre y conducido por un joven empleado del Capitolio. En este breve traslado, tuvimos la honrosa oportunidad de conocer en persona al Senador Demócrata del Estado de Massachusetts y Ex Candidato Presidencial 2004,  John F. Kerry.

Asistidos en exclusividad por el Staff de la Oficina del Senador de North Dakota, iniciamos el recorrido por todas las zonas permitidas del Capitolio, incluyendo los Salones de Sesiones del Senado y de la Cámara de Representantes, de donde pudimos presenciar. en vivo, sesiones congresuales de debates legislativos sobre iniciativas de Ley. En la Cámara del Senado tuvimos la oportunidad de conocer también al Senador Republicano por el Estado de Arizona  y Ex Candidato Presidencial 2008, John McCain.

El Capitolio es visto por el promedio de América como sede de la democracia, donde las grandes decisiones políticas se toman. Muy pocos reconocen los elementos espirituales de la arquitectura y el simbolismo del edificio que literalmente hace que sea un templo de misterios masónicos. En el centro de todo esto es George Washington, un masón de grado 33 es ungido como el “Cristo americano”. El edificio del Capitolio contiene muchas nociones desconocidas para el hombre común, pero sus constructores, todos masones, parecía dar gran importancia, tales como: alineación de los astros, la numerología, la energía espiritual, leyes ocultas, entre otras. Estos elementos podrían constituir algo fuera de serie para muchas personas conmovidas por el simple morbo de traer a la luz pública tales señalamientos, que fueron bien conocidos por los Padres Fundadores de la Nación Norteamericana.

La construcción del Capitolio fue iniciada bajo toda una pompa masónica. La piedra angular del edificio de Capitolio de los EE.UU, se colocó con honores masónicos el 18 de septiembre 1793 bajo los auspicios de la Gran Logia de Maryland. La Ceremonia fue presidida por el Presidente George Washington. El Respetable Hermano Washington fue asistido por el Hno.  Joseph Clarke, Gran Maestro de la Gran Logia  de Maryland,  el Respetable Hermano Elisha C. Dick, Venerable Maestro de la Logia Alexandria  No. 22 de Virginia (la logia madre de G. Washington) y el Respetable Hermano Valentine Reintzel, Maestro Masón de la Logia de Maryland No. 9 (hoy Logia Potomac No. 5 del Distrito de Columbia). Fotografías en la galería mostrarán cuadros alegóricos a ese momento histórico.

Washington, D.C. se construyó cuidadosamente de acuerdo a los principios ocultos antiguos. El Capitolio es una parte vital del diseño por su ubicación y su forma. La característica más importante del Capitolio es, por supuesto, su enorme cúpula que tiene un significado simbólico de importancia. Esta cúpula se enfrenta al Monumento a Washington, a 555,5 metros de altura, réplica de un obelisco egipcio. Esta disposición es muy similar a la de la Plaza de San Pedro  en el Vaticano, donde un obelisco se enfrenta a la cúpula gigante de dicha Catedral. Para muchos ocultistas, eso puede atribuirse al principio de lo masculino y lo femenino.

Continuando con nuestro recorrido, los pasillos decorados con hermosos frescos y una suntuosa decoración particular de la época, dan a entender que como el Capitolio fue construido por etapas, en muchas zonas podrían notarse diferencias de estilo entre los distintos artistas que trabajaron en la decoración interior del majestuoso monumento que alberga el Poder Legislativo de la Nación.

En el Sótano del Capitolio, justo del debajo del Gran Atrio donde se encuentra la Gran Cúpula localizamos la cripta del capitolio, compuesta de 40 columnas dóricas que sostienen el piso superior (Ver foto). En el centro de este círculo de columnas se encuentra una estrella de latón que constituye la brújula que marca el centro literal de Washington D.C. La cripta estaba destinada a ser la tumba oficial de George Washington, D.C. que por su contenido simbólico, iba a ascender por el Gran Atrio hasta su apoteosis configurado en las pinturas de la Gran Cupula del Capitolio. Por controversias legales, hoy día la tumba de Washington, se encuentra en su residencia de Mont Vernon.

Continuando con el recorrido, llegamos a un lugar de importancia masónica, donde encontramos una lápida conmemorativa al lugar donde justamente se llevo a cabo la ceremonia masónica de colocación de la primera cornerstone para la edificación del Capitolio en 1793.

Pasando al Gran Atrio, desde alli se admira hacia arriba la Gran Cupula, lugar donde son realizados los ceremoniales más solemnes de la Nación (ARA DE LA PATRIA), que tiene pinturas muy significativas que revelan las aspiraciones filosóficas, espirituales y políticas de los Padres Fundadores. Muchos escritores han discutido el significado gnóstico, alquímica y esotérica de este trabajo artístico, visitado por millones de personas cada año. El interesante libro escrito por William Henry Gray y Mark es el único trabajo que he encontrado analizar el significado místico de la pintura llamada “La apoteosis”.

“La apoteosis” es la obra de Constantino Brumidi, un artista italiano que se hizo famoso por sus pinturas encargadas por el Vaticano y el Papa Pío IX. En 1848, un intento de derrocar el poder papal en el Vaticano fue liderada por el masón Giuseppe Mazzini, que conducen a un período de caos y de la huida del Papa. La revolución no fue sin embargo un éxito y el poder papal fue restaurado por una coalición europea.  Sorprendentemente, Brumidi fue detenido y declarado culpable de dirigir uno de los grupos revolucionarios de Mazzini para derrocar el poder papal en el Vaticano. Purgó unos cuantos años de su condena en las cárceles, pero se le permitió más tarde  abandonar Italia para los EE.UU, bajo la condición de que nunca iba a volver. En EEUU, hizo un nombre por sí mismo, trabajando para fraternidades ocultas. Echemos un vistazo en la galería fotográfica al magnum opus de Brumidi, la apoteosis.

Una apoteosis se puede definir como la exaltación de un sujeto al nivel divino. En otras palabras, el cuadro al centro de la cúpula del Vaticano representa la elevación de George Washington en un estado de dios-hombre, como Jesucristo. Se le muestra sentado en un arco iris y detrás de él es la puerta de entrada, el vórtice, la Puerta del Sol a los cielos (el mundo espiritual). Como se indicó anteriormente, el principio femenino aplicable a la cúpula esotéricamente representa el dador matriz de la vida. Washington está a punto de salir del vientre de la cúpula de experimentar el renacimiento como un dios inmortal. William Henry ha señalado correctamente que la divinidad de Jesucristo fue interpretado de forma similar en el arte religioso antiguo. Mientras en los cuadros religiosos Jesucristo está rodeado de angeles y santos, Washington  está rodeado por importantes figuras del paganismo antiguo, que son piezas complejas de los misterios masónicos como Minerva, Hermes, Poseidon, Vulcano, Columbia, Ceres, entre otros.

Al concluir nuestra visita interior, desde afuera en el tope de su inmensa cúpula, puede admirarse una estatua. Dicha estatuta decidada a la libertad, no es nada más y nada menos que la diosa alegórica de los Estados Unidos, COLUMBIA. A ella debemos el nombre de Distrito de Columbia. Aquella famosa mujer que también sale al inicio de las películas rodadas en los Estudios de Columbia Pictures. Ella es una figura femenina alegórica cuya mano derecha sostiene la empuñadura de una espada envainada, mientras que una corona de laurel de la victoria y el Escudo de los Estados Unidos se mantienen en su mano izquierda. El escudo heráldico es el mismo que en el Gran Sello de los Estados Unidos, con trece rayas, salvo que el jefe tiene estrellas (de nuevo, trece). Su túnica está asegurada por un broche cuya inscripción dice: “EE.UU.” y está parcialmente cubierto por un pesado manto, al estilo indio con flecos arrojado sobre su hombro izquierdo. Ella simbólicamente está mirando hacia el este lo que simbólicamente significa que el sol nunca se oculta a la libertad.

Apreciado lector, muchas cosas todavía quedan por investigar y descubrir de este místico lugar, rodeado de muchos secretos e intrigas y que simbólicamente reviste de mucho interés para los masones. No es casualidad que constituya la sede del primer Poder del Estado en las democracias modernas.

FUENTES: http://vigilantcitizen.com/sinistersites/mystical-sites-u-s-capitol/

http://www.visitthecapitol.gov/