El Opus Dei y la “Evangelización” de la Justicia dominicana

Filed under Articulos

http://www.acento.com.do – L’OSSERVATORE ROMINICANO – 25 DE DICIEMBRE DEL 2012 – Guido Riggio

(Los Masones y la Iglesia VI)

Por Guido Riggio Pou

Al preguntarnos si ¿Llegará el Opus Dei a controlar la justicia dominicana? muchos creerán que exageramos pero ya sucedió en España.

Sí, en gran medida está sucediendo en España donde el 33 % del colectivo judicial está en manos del Opus y esto, para el Estado Dominicano y nuestra democracia constituye una advertencia, una real amenaza…pongamos nuestras barbas en remojo.

Y no somos nosotros, lo denuncia el juez Santiago Vidal, un magistrado de la audiencia provincial de Barcelona, un miembro de la asociación de jueces por la democracia, ha confirmado que “Un tercio del colectivo judicial es del Opus Dei”.

Ver: http://www.publico.es/espana/447044/el-juez-santiago-vidal-un-tercio-del-colectivo-judicial-es-del-opus-dei

Lo de España nos anuncia que nuestra Suprema Corte y nuestro Tribunal Constitucional- del que precisamente depende un jugoso Concordato- son dos preciados objetivos políticos que están en la mira del “Opus Dei Internacional”. Ciertamente, creo que aquí solo les interesa pescar estos dos los pejes gordos para crear y conservar privilegios.

El Concordato y los “sinvergüenzados”

Sin embargo, en cuanto al Concordato trujillista que buscan conservar, y a decir de las sentencias evacuadas por las Cortes Constitucionales homólogoas de América, por más que traten de impedirlo en poco tiempo el Concordato dominicano será indefectiblemente desmantelado, esto, en la medida en que grupos religiosos y laicos afectados sometan sus “Acciones Directas de Inconstitucionalidad” contra sus múltiples articulados, reclamando sus derechos contra estos adefesios anticonstitucionales que reniegan los principios de la igualdad y del pluralismo …

Aunque debemos decir que muchos temen (y no es nuestro caso) que para cuando esto suceda ya muchos magistrados de nuestro Tribunal Constitucional estarán “evangelizados”: bautizados, catequizados, confesados y confirmados, es decir “sinvergüenzados”, comprometidos a evacuar “sentencias de fe”, sentencias mostrencas en contra de las dictaminadas por sus homólogos tribunales latinoamericanos.

Pero esto no lo creemos posible, por el contrario creemos que los magistrados de nuestro Tribunal Constitucional son personas honestas, recias y moralmente blindadas, creemos que todos podrán resistir la gran envestida clerical y política que de seguro les aguarda, inclusive creo que hasta los consabidos magistrados comprometidos con los sectores fundamentalistas opudeistas harán resistencia a deshonestas propuestas de corte nacional-catolicismo.

La situación en España

Al describir la lucha entre liberales y conservadores antidemócratas el magistrado Vidal declaró en el diario “Público.es” que “Solo un 10% de nosotros formamos parte de Jueces para la Democracia y la Unión Progresista de Fiscales, eso quiere decir que el 90% restante son muy conservadores”.

De manera que en España, la cuna del Opus franquista del nacional catolicismo, la lucha por la democracia persiste después de la caída de Franco, en todos los órdenes, incluyendo la justicia, quizás el más importante poder del Estado, la que debe proveer de una atmosfera de paz y tranquilidad evacuando justas y equilibradas sentencias despojadas de todo sesgo de parcialidad o fundamentalismo opusdeista.

Santiago Vidal nos denuncia la zozobra constitucional que vive el Estado español que, estando regido por una Constitución Laica, todavía se comporta como Confesional, manteniendo los vergonzosos privilegios de un Concordato a favor de la Iglesia Católica y de su Opus Dei, ejerciendo el control de un tercio del colectivo judicial español, como lo explica el magistrado.

El despertar de la masonería española

Pero han surgido buenas esperanzas después de que la masonería española ha despertado y se muestra poderosa y decidida. Se sabe que en el 2010 se llegaron a reunir cuatro obediencias de la masonería liberal en el Ateneo de Madrid y allí, por primera vez, dieron a conocer un Manifiesto por la Laicidad en el que preconizaban un replanteamiento de las relaciones entre la Iglesia católica y el Estado español. En el manifiesto “reivindican un marco igualitario y libre, sin prevalencias en cuanto al cumplimiento por el Estado del mandato constitucional sobre la aconfesionalidad”. Estamos avanzando.

Ver: http://sociedad.elpais.com/sociedad/2010/06/18/actualidad/1276812002_850215.html

La situación en Dominicana

Conociendo al Opus Dei no es descabellado pensar que sus títeres y sus titiriteros dominicanos no descansaran de tratar de reclutar jueces para su causa… suelen abordar hombres débiles y sin carácter o de reconocida tendencia conservadora. Por un lado abordarán a los muy creyentes, a los dispuestos a recibir el perdón de sus pecados, y por otro lado, abordarán a los menos creyentes, a los que desean abrir una “cuenta de ahorros” en el banco de favores de la Iglesia para usarla en futuras situaciones difíciles, como suelen hacer los hombres sin principios que prefieren servirle a fuerzas extrañas a la Patria (como lo fueron muchos anexionistas). Todo a través de sutiles o directos mensajes que les suelen enviar a sus victimas con politicos, amigos o familiares cercanos, bajo la ayuda de una prensa “evangelizada” que a pesar de conocer, censura y calla.

¿Magistrados o apóstoles?

Para tener una idea de cómo ha penetrado el fundamentalismo católico en las altas filas judiciales dominicanas basta con examinar la sentencia que evacuó la Suprema Corte de Justicia en el año 2004 bajo la vieja Constitución, rechazando una Acción de Inconstitucionalidad contra el Concordato, para proteger a la Iglesia. Rebatieron la petición engendrando un adefesio jurídico que, a decir del texto, convirtió a todos los magistrados de entonces en apóstoles aventajados, en notables apologistas de la fe católica … dejando las huellas de su delito muy explícitas en el texto de sus vergonzosos argumentos… en la ocasión arguyeron sandeces jurídicas divorciadas de la sana doctrina. Allí quedaron impresas las trazas de su crimen, la evidencia del control que tuvo la Iglesia sobre aquellos jueces genuflexos que han quedado tristemente registrados en los anales de la infamia de la historia jurídica dominicana, para dolor y vergüenza de sus familiares.

Jurisprudencia de las Cortes Constitucionales latinoamericanas

Como evidenció esta sentencia de marras de la Suprema Corte de Justicia, las futuras sentencias de nuestro Tribunal Constitucional sobre el Concordato nos revelarán también si las largas manos del Opus lo han tocado, sus sentencias, como la de aquellos, nos revelaran si sus magistrados fueron o no capaces de ceder a las presiones clericales y políticas a las que de seguro serán sometidos cuando de privilegios clericales se trate, entonces veremos si caerán de rodillas o si por el contrario, como nosotros creemos que sucederá, se mantendrán erectos y apegados a los principios constitucionales, negados a evacuar alguna sentencia mostrenca alejada de toda lógica jurídica que pueda entrar conflicto, no solo con nuestra Carta Magna, sino con la jurisprudencia de las Cortes Constitucionales latinoamericanas que ya se han pronunciado sobre casos similares de manera explicita, directa y contundente contra estos privilegios anticonstitucionales clericales, reivindicando la laicidad y la dignidad del Estado y sobre todo, la dignidad del Tribunal Constitucional que representan.

Lo esperamos así porque creemos que ahora, bajo el escenario de esta nueva Constitución y con la existencia de un Tribunal Constitucional especializado que conoce y estudia todas las sentencias emitidas por las Cortes Constitucionales de América y del mundo sobre el tema clerical y la aconfesionalidad o laicidad del Estado, cualquier eventual Acción Directa en Inconstitucionalidad contra el Concordato Dominicano o contra algunos de sus artículos que sea sometida, será positivamente acogida por los magistrados, como lo acogieron sus homólogos latinoamericanos.

Hasta los magistrados evangelizados

A la luz de la jurisprudencia existente inclusive los “magistrados evangelizados” -supernumerarios o no- tendrán que someterse a la verdad porque estarán bajo el ojo de sus compañeros magistrados liberales. Además, bajo estas condiciones de transparencia judicial internacional a nuestro Tribunal Constitucional le sería muy difícil dictaminar a favor de privilegios para justificar constitucionalmente que el Estado Dominicano pueda continuar actuando como si fuese Confesional sabiendo que la Constitución no establece, ni justifica, ni permite esta cuestión violatoria de los principios de igualdad, aconfesionalidad y separación iglesia-Estado que nos gobiernan.

Creemos que el Opus no tendría argumentos razonables para convencer u ofrecérselos a ningún magistrado, ni siquiera a “sus jueces amistosos”, para pedirles asumir una postura militante y evacuar sentencias a su favor y en contra de la Constitución Dominicana. Además de evidente sería descabellado asumirlo.

Ya hemos visto cómo el Opus ha ejecutado acciones para “evangelizar” a la Prensa y a la Derecha dominicana. Por ello jamás debemos descartar este plan para Evangelizar a la Justicia Dominicana, comenzando por nuestro Tribunal Constitucional y por la Suprema Corte donde se solían sepultar con descaro oscuros expedientes mediante sentencias inapelables y eternas, carentes de asidero jurídico valedero.

Ojala nosotros no podamos decir jamás lo dicho por el Juez Santiago Vidal para España que: “Un tercio del colectivo judicial es del Opus Dei”, del Opus Diaboli.

Sin embargo es muy saludable que nos mantengamos alertas y despiertos, los hombres y mujeres que formamos parte de “DOMINICANOS LAICOS” debemos crear un observatorio para proteger las conquistas democráticas del pueblo dominicano, para mantener vivo en la conciencia nacional un registro de toda actividad que conspire contra la Constitución y la independencia del sistema judicial dominicano, especialmente contra la Suprema Corte y el Tribunal Constitucional, garantes de la paz y de la gobernabilidad que debe gozar la República Dominicana.

Qué el Ojo del Gran Arquitecto del Universo vele por los dominicanos a través de los Masones de nuestras Logias, las verdaderas gestoras de las independencias americanas, las que guiaron a Juan Pablo Duarte.