Gran Logia celebra Gran Tenida Solsticial de Verano

Filed under Noticias

La Serenísima y Muy Respetable Gran Logia de la República Dominicana, celebró en esta misma fecha, una de las festividades masónicas más importantes del año, que es el Solsticio de Verano. La Solemne actividad estuvo presidida por el Muy Respetable Gran Maestro Sixto Brache Sánchez, acompañado de los Grandes Oficiales en sus respectivos puestos.

Luego de la apertura de los trabajos, el Gran Orador José Miguel Santana González, realizó una interesante exposición sobre el solsticio de verano, proyectando imágenes, animaciones y videos documentales sobre las explicaciones de los movimientos de la tierra y el sol en el universo.

Una Comisión de nuestra Respetable Logia, encabezada por su Venerable Maestro Rafael Santana Viñas, estuvo presente en la actividad. Asistieron también, el Pasado Gran Maestro César Aníbal García, así como Comisiones de las Beneméritas y Respetables Logias Esperanza No. 9 y Libertad No. 20. Las Respetables Logias Trinitaria No. 34, 16 de Agosto No. 35, Caballeros de Memphis No. 50 y Eugenio María de Hostos No. 51.

SOBRE EL SOLSTICIO Y LA MASONERÍA

La masonería, en su intento de entender la realidad profana, comprende y enseña el simbolismo encerrado en este flujo y reflujo del ir y venir del Sol. El Solsticio nos enseña que el Pulido de la Piedra Bruta, el esfuerzo personal de mejorar nuestra condición humana y crecer intelectualmente, no se produce solamente en un continuo ritmo ascendente; en cierto momento el trabajo cotidiano decae y el ánimo merma. En este momento, las palabras de Yáñez Vega (2002) me parecen enormes al afirmar “…es ahí cuando se halla la fuerza emergente del pensamiento Masónico, el espíritu hecho vigor en la Cadena Fraternal, que con su fuerza y aliento nos induce a recomenzar la marcha con renovada vitalidad. Puesto que por encima de nosotros, como permanente ejemplo, se halla la presencia del Sol omnipotente, que irradia calor, fuerza y luz constante, sin discriminación alguna en la entrega de estos valores. De este ejemplo se nutre la Masonería e induce a sus miembros a seguir una senda de justicia, de amor y de fraternidad, en una armónica conjunción operativa para que las enseñanzas de la Orden no sean infecundas semillas sin frutos. Unámonos espiritualmente al conjunto de la Naturaleza y en el simbolismo de esta celebración encontremos renovadas fuerzas para nuestromejoramiento humano, espiritual e intelectual.