República Dominicana, sede de la XIX Reunión de Soberanos Grandes Comendadores de América.

Filed under Noticias, Slideshow

Por primera vez en su historia, la República Dominicana se constituyó en capital de la Masonería Escocesa en América, al fungir de sede de la XIX Reunión de Soberanos Grandes Comendadores de América. El conclave internacional, se desarrolló en las instalaciones del Hotel Casa de Campo, en La Romana, durante los días 26, 27, 28, 29 y 30 de junio de 2013.

Las reuniones se llevaron a cabo los días 28 y 29 de junio y abarcaron varias rondas de plenarias, donde los Soberanos Grandes Comendadores y representantes de otros Supremos Consejos, debatieron temas de actualidad y complejidad que afectan a la Sublime Orden Masónica y se trazaron las pautas a seguir durante el próximo trienio 2013-2016, para el fortalecimiento del Escocismo de nuestros países. Las jornadas fueron presididas por el Dr. Eduardo Mejía Jabid, Soberano Gran Comendador de la República Dominicana.

En el cónclave internacional participaron los Soberanos Grandes Comendadores de Haití, Argentina, Venezuela, Chile, Paraguay, México, Honduras, Panamá, Guatemala y Cuba. Así como representantes debidamente acreditados de Estados Unidos de Norteamérica, Francia, Ecuador y otros países. Como observadores, participaron también los Soberanos Grandes Inspectores Generales de la Orden en República Dominicana, así como otros miembros del Grado 33o. Al final de la jornada, se suscribió la Declaración de Santo Domingo, documento que recoge las conclusiones y recomendaciones finales del evento.

Los Soberanos Grandes Comendadores extranjeros, aprovecharon su estancia en el país para visitar la Ciudad de Santo Domingo de Guzmán y realizar una ofrenda floral ante los venerandos restos de los Padres de la Patria. Fueron reconocidos como Huéspedes Distinguidos por la Sala Capitular del Ayuntamiento del Distrito Nacional, así como por la Muy Respetable Gran Logia de la República Dominicana.

Como parte de los programas protocolares, se llevó a cabo una Tenida Solemne Masónica, donde en un bellísimo ceremonial, cada Soberano Gran Comendador, portando la bandera de su país fue recibido al compás de un extracto del himno su himno nacional, debidamente escoltados por un soldado del pelotón Guardia de Honor de las Fuerzas Armadas.

Una Cena de Gala y una Fiesta Blanca, fueron otras de las tantas actividades pautadas en el programa, donde los distinguidos visitantes compartieron con los demás miembros de los Cuerpos Subordinados adscritos al Supremo Consejo del Grado 33o de la República Dominicana.