Introducción

BASES MOTIVACIONALES

La Francmasonería, institución esencialmente filantrópica, filosófica y progresista, tiene por objeto la búsqueda de la verdad, el estudio de la ética y la práctica de la solidaridad; y trabaja por el mejoramiento material y moral de la humanidad. Tiene como principio la tolerancia mutua, el respeto a los demás y de uno mismo, y la absoluta libertad de conciencia.

La Respetable Logia Caballeros de la Patria No. 53, regularmente constituida bajo los auspicios de la Muy Respetable Gran Logia de la República Dominicana, fue fundada por doce maestros masones con la firme convicción de que Patria y Masonería deben ser una e inseparables en todos los tiempos. Entre, la Masonería y la Patria existe una relación tan grande, tan intensa, tan intrínseca, que no se puede ser masón sin ser patriota; no se pueden seguir las doctrinas masónicas y olvidar a la Patria.

Decía Lao Tse en su obra el Tao Te King: “el que conoce el principio masculino y se mantiene conforme a lo femenino es como el profundo cauce del mundo donde confluye todo bajo el cielo“. Aplicado a nuestro denominativo LOS CABALLEROS DE LA PATRIA nacen con el espíritu de cuidar a su madre, ¿y quién es su madre? La patria. Ella es la madre de todos, nos ha proveído de un lugar y de hermanos, nos ha dado riquezas y alimentos, nos ha dado la libertad y el conocimiento. Como dominicanos, debemos considerar a la patria como nuestra amada madre, y luchar por proteger su pudor, por rescatar su dignidad, por aliviar su dolor.

Nuestra Logia cree en el humanismo y por tanto es de corte humanista. En la Masonería el ser humano y la sociedad son sus puntos centrales, por tanto nuestra Patria necesita de nosotros, que ofrezcamos nuestras acciones en favor de nuestros hermanos, que busquemos dentro de nosotros el principio por el que somos humanos civilizados, y honremos nuestra humanidad.

El Tao Te King nos refiere que “todo lo que se encuentra bajo el cielo tiene un principio, este principio es la madre del mundo. Quien conoce a la madre,  conoce al hijo. Quien conoce al hijo y se queda con la madre está libre de peligros durante toda su vida“. La Logia Caballeros de la Patria está y se mantendrá integrada en lo porvenir por auténticos hijos al servicio de la Gloria del Gran Arquitecto del Universo y de la Patria.

PROPÓSITOS

Como propósitos esenciales de nuestra creación expresamos:

  1. Despertar en la masonería nacional la llama motivacional de los objetivos y responsabilidades de la misma con la Patria y la humanidad;
  2. Fomentar la filosofía masónica, apegada a sus fines esenciales y en completa compatibilidad con los preceptos y lineamientos en que se encausa la masonería regular universal contemporánea;
  3. Formar verdaderos hombres para la Patria, que sean dignos ejemplos para sus familias, la sociedad y el mundo;
  4. Pulir las virtudes ciudadanas, basada en los principios de la ética, el cumplimiento de los deberes masónicos y ciudadanos, así como el fiel respeto a las leyes de la masonería y la Nación.
  5. Forjar entre sus miembros, una auténtica fraternidad, donde el respeto, la tolerancia, la empatía, la cooperación, la solidaridad y el resguardo uno con otro, sean el cálido vínculo de unión entre los hermanos.

CONCEPTOS FUNDAMENTALES

Como Logia, creemos ciegamente que la Trinitaria, asociación Patriótica, matriz de la libertad del Pueblo Dominicano, creada y presidida por Juan Pablo Duarte, era de naturaleza masónica y que su vivo ejemplo inspirará el mecanismo de funcionamiento de esta Logia.

Nuestro Padre de la Patria Juan Pablo Duarte y Diez, Gran Maestro de Honor de la Masonería Nacional, fue masón por excelencia, porque el ideal supremo de su vida fue el de la Libertad por lo que seguimos su glorioso ejemplo e inspiración de tan insigne hermano como justificación para la creación de esta Logia y el sostenimiento de nuestra Orden Masónica en la República Dominicana.

La Logia busca contribuir a reivindicar el legado de tantos hermanos masones que contribuyeron a la formación de la Patria, a sostenerla, a defenderla y a desarrollarla. En tal sentido, abrazamos el estudio crítico y objetivo de la historia del pueblo dominicano, como activo invaluable, que nos dará las pautas de lo que fuimos ayer, de lo que somos hoy y de lo que probablemente seremos en el  futuro.

Somos conscientes de que la masonería tiende a la perfección del hombre, en cuanto pueda el hombre ser perfecto. Es foco de las grandes ideas, escuela de la vida, y fragua donde se forja la fraternidad Universal. Es muralla al vicio, barrera a la ambición, escudo a las pasiones torpes y templanza a los apetitos desea frenados. La Masonería es taller y cátedra donde se cultivan la sabiduría y la bondad. El hombre se instruye en ella al par, que modela su corazón. Es faro de luz, antorcha de la razón, beleño contra los sufrimientos, confortante del espíritu. La Maso­nería dista mucho de ser Dios, pero sigue sus enseñanzas; hace el bien y practica la caridad; ama al prójimo y combate el vicio; defiende al niño, al débil y al caído; propende a unir a los hombres en un estrecho lazo de confraternidad.

Cumpliendo con los postulados de la masonería universal y regular, nuestra Logia se abstiene de todo acto confesional, y por tanto, no prohíbe ni impone a sus miembros ninguna convicción religiosa, y rechaza toda afirmación dogmática y todo fanatismo en su totalidad, prohibiendo expresamente discusiones religiosas en nuestras reuniones. No obstante, valoramos el libre estudio comparado de las religiones para provecho única y exclusivamente individual.

Asimismo, se mantiene prohibida toda discusión político-partidista durante nuestras reuniones masónicas. Sin embargo, siendo la política una de las ciencias más puras y más digna, después de la filosofía, de ocupar las inteligencias nobles, promovemos su estudio como mecanismo de transformación de la realidad social y solución a los problemas que afectan a la humanidad en un espacio de respeto, reflexión, análisis de las ideas y del pensamiento crítico.

Con esta declaración de motivos y propósitos buscamos identificar nuestro sello distintivo como Logia Masónica, en aras de propender a estimular y desarrollar nuestras relaciones interlogiales, las cuales estarán delineadas bajo un clima de fraternidad, cooperación, armonía, paz y amistad.

La Logia Caballeros de la Patria se compromete a contribuir con su mejor esfuerzo a preparar masones, que sean dignos hijos de la República Dominicana, cuyas virtudes humanas y ciudadanas contribuyan a fomentar una sociedad mejor, en la que reine la paz, la concordia, la fraternidad y la justicia.

LIBERTAD, IGUALDAD Y FRATERNIDAD, es su lema. De ahí que sobre esa premisa y con Salud, Fuerza y Unión entre todos los masones y Logias del Oriente Nacional, bajo los auspicios de la Muy Respetable Gran Logia de la República, contribuiremos a continuar el proyecto que iniciaron los trinitarios el 16 de julio de 1838.